Por qué la virtualización es crítica en una plataforma hiperconvergente

plataforma hiperconvergente

En el marco de un entorno competitivo de gran exigencia, la hiperconvergencia proporciona al negocio el dinamismo que los actuales tiempos requieren. Los principales elementos del Data Center – servidores, redes y almacenamiento- se hallan integrados en un modelo basado en software. De este modo, se proporciona una plataforma homogénea, preparada para cualquier posibilidad de uso, como puede ser desarrollar una infraestructura para oficinas remotas, virtualizar escritorios de alta densidad, e incluso también potenciar políticas de continuidad del negocio.

Las infraestructuras hiperconvergentes (HCI) se basan en integrar los recursos de computación, de almacenamiento y de virtualización en una misma unidad. Teniendo en cuenta que los sistemas hiperconvergentes han sido diseñados para funcionar de forma autónoma, la forma de uso más habitual para HCI es en desarrollos de virtualización. Mediante gestión remota, son una buena opción para alojar máquinas virtuales en sucursales. Además, las características de la HCI permiten que muchas compañías la empleen en entornos flexibles -para desarrollo y pruebas-.

Plataforma preparada para ejecutar VDI

La hiperconvergencia hace posible que la compañía disponga de una capacidad superior en el volumen de cargas de trabajo virtuales. Pero mientras tanto, también se controlan los recursos de forma más efectiva, lográndose mejores desarrollos en capacidades de conmutación y resiliencia, así como en tiempos de actividad y de administración de recursos. Podemos considerar que adoptar una Infraestructura de Escritorio Virtual (VDI) en un entorno hiperconvergente es una opción idónea, ya que incluso contribuye a reducir la complejidad que ya le es propia de por sí.

Mediante una integración directa con la arquitectura de virtualización, el dispositivo HCI va a encargarse de que el software especializado sea el encargado de controlar los recursos físicos. HCI es bien conocida como plataforma preparada para ejecutar VDI, con características que facilitan que se integre estrechamente con el aplicativo de virtualización y de administración. Como vamos a ver a continuación, son dos las principales ventajas que nos ofrece la infraestructura hiperconvergente para alojar los entornos de escritorios virtuales.

Ventajas de la HCI para la VDI

Por una parte, los proveedores especializados –como es el caso de Punt Informàtic-, ya nos están ofreciendo sistemas hiperconvergentes preconfigurados y optimizados de forma específica para VDI. La integración profunda de software es considerada como uno de los principales beneficios de las infraestructuras hiperconvergentes. Y para que la empresa sólo deba concentrarse en su propio negocio, los proveedores de escritorios virtuales preconfiguran y optimizan el sistema -para su uso como plataforma VDI-, además de ocuparse de certificar el hardware y el software para que trabajen juntos.

Por otra parte, la segunda de las ventajas al utilizar la hiperconvergencia para VDI es que nos permite aumentar la capacidad de una manera sencilla. Para hacerlo posible, basta con agregar nodos adicionales, e ir escalando el sistema hasta lograr la capacidad requerida. De este modo, los responsables TI de las empresas pueden ampliar ahora su infraestructura de forma progresiva, al ritmo en que aumenten las demandas de capacidad de escritorios virtuales. Y los beneficios de la hiperconvergencia se verán sin duda reflejados de forma directa sobre el VDI.
Multiplicar las eficiencias del entorno TI

El propio cliente puede gestionar la plataforma virtual, ya que el software se encarga de llevar a cabo todas las fases necesarias para ejecutar un proyecto VDI. Facilitando la automatización de procesos, el programa es el responsable del despliegue de entornos y escritorios, de administrar y gestionar la plataforma, y de su posterior mantenimiento y control. De manera sencilla, pueden incorporarse usuarios, así como ofrecer el soporte diario. Y el aplicativo también audita los recursos, así como se ocupa de -en caso de fallo-, activar las operaciones de recuperación y disponibilidad.

Actualmente, organizaciones de cualquier tamaño ya están aprovechando las múltiples posibilidades que ofrecen los modelos hiperconvergentes de reducir costes, al tiempo que satisfacen las necesidades del negocio. Si en nuestra compañía combinamos la VDI con la versatilidad que nos ofrece una HCI, veremos cómo se multiplican las eficiencias del entorno TI. Integrando tecnologías definidas por software -como son las de una estructura hiperconvergente- con el escritorio virtual y la entrega de aplicaciones, nuestra empresa puede simplificar su administración.

Punt Informàtic puede analizar sus necesidades, para configurar y poner a punto la mejor solución de escritorios virtuales en una plataforma hiperconvergente. Concierte una cita con sus técnicos especializados, y pronto estará disfrutando de todos los beneficios de este sistema.

virtualización cio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *