Infraestructura convergente para simplificar la TI

infraestructura convergente

Una plataforma convergente combina un sistema de infraestructura convergente con una solución diseñada específicamente para ese uso concreto, de modo que se implementa, se integra y se consume como si fuera un solo producto. De esta forma, nos encontramos con que una solución convergente va a permitirnos acelerar los resultados del negocio, mejorando tanto el rendimiento y como los tiempos de respuesta, para generar valor en todas las cargas de trabajo.

Para potenciar nuestra TI, la tecnología de infraestructura convergente se ocupará de combinar los diversos elementos que intervienen. Desde el momento en que empecemos a operar con esta solución, nos beneficiaremos de un sistema capaz de coordinar de forma óptima nuestros servidores y dispositivos de almacenamiento de datos, las funciones de redes y de virtualización, así como el software de administración y coordinación, y las aplicaciones.

Control racional de los costes en una infraestructura convergente

Los sistemas convergentes permiten transformar los Data Centers, reuniendo los servidores, el almacenamiento y los componentes de red, bajo una plataforma que permite gestionar el conjunto. Mediante una infraestructura convergente, el hardware se administra como una Plataforma-como-Servicio (PaaS) interna, en un entorno Cloud. De este modo, haremos posible que nuestro departamento TI sea ágil, y seguiremos ofreciendo valiosos activos a los usuarios de la compañía.

Por otra parte, un sistema de infraestructura convergente permite controlar los costes de equipamiento de forma más racional. En el enfoque tradicional, se apostaba por disponer de los equipos en propiedad -consumiendo más del 70% del presupuesto de TI-, incluso si permanecían ociosos durante mucho tiempo. En un sistema de infraestructura convergente, el hardware es un recurso que ya está disponible, esperando únicamente a ser aprovisionado o desplegado.

Nuevo enfoque de consumo TI

En el marco de las actuales exigencias de las organizaciones –donde la movilidad se plantea además como un requerimiento indispensable-, ese modelo eminentemente propietario ya no resulta en absoluto rentable. Y es más, analizándolo en profundidad, nos daremos cuenta de que los sistemas de infraestructura convergente no son únicamente plataformas de hardware, sino que suponen un nuevo enfoque de consumo TI en el paradigma corporativo global.

Cuando nos decidimos por implementar un sistema de infraestructura convergente en nuestra organización, estamos reuniendo en un mismo repositorio un conjunto de recursos diversos, como servidores, almacenamiento, redes, energía, refrigeración y seguridad-. Y, a través de una plataforma de gestión, desde allí vamos a poder asignar bajo demanda todas las diversas piezas integradas, disponiendo de ellas justo en el momento en que sea necesario.

Asignar recursos bajo demanda

Teniendo en cuenta que en los sistemas convergentes todo está virtualizado, una parte muy importante de la solución es la propia plataforma que utilizamos para gestionar el conjunto. Otro aspecto de gran relevancia, es que tras llevar a cabo una virtualización de los servidores, del almacenamiento y de las redes, todos estos elementos están a disposición del responsable TI, que desde una interfaz de gestión integrada va a poder entregar los recursos bajo demanda.

La estrecha integración entre hardware y virtualización hace aconsejable plantear el conjunto como una única entidad integrada, en lugar de tratar los componentes como piezas individuales. Estandarizando y consolidando tecnologías, el departamento TI puede disponer de un sistema de infraestructura convergente. Y mediante una interfaz de gestión, esos servidores podrán asignarse bajo demanda, junto con el almacenamiento y la red asociada.

Mejora en los resultados de negocio

Los sistemas convergentes están demostrando ser un importante avance en la configuración de los Centros de Datos, que ahora pueden proporcionar servicios de PaaS. Además de beneficiarse de una TI más simple -con más innovación y menos mantenimiento-, la empresa que adopte una infraestructura convergente va a experimentar una mejora en los resultados de negocio, con un desarrollo de aplicaciones más rápido, y una reducción de costos.

Como especialista en servicios TI, Punt Informàtic puede atender las necesidades de las empresas que necesiten adoptar una infraestructura convergente. Integrando todos los elementos clave – servidores, redes y almacenamiento-, este proveedor nos ayudará a rentabilizar la inversión tecnológica, proporcionándonos el asesoramiento y los medios más adecuados para que nuestro negocio se mantenga siempre dentro del marco de la competitividad.

Adoptando una solución convergente, simplificaremos nuestra TI, al tiempo que mejorarán los resultados del negocio, tanto en rendimiento como en tiempos de respuesta. Contacte con el equipo de Punt Informàtic, que le mostrará cómo beneficiarse de esta tecnología.

 

virtualización cio